Notícias

TV EJAL

logo_tv_ejal

Destaque

video_amb

Presidente da AMB destaca inauguração da sede da Ejal no Brasil

UNASUR

baner_unasur2

Vídeos

  • image
  • image
  • image
  • image

rss-noticias



EL PODER JUDICIAL Y LA DEMOCRACIA - A propòsito de las elecciones en las Cortes Superiores

 

corte_superior_peruEl día 06 de diciembre 2012, en todas las Cortes Superiores del Perú se elegirán a los Presidentes de Corte, que ejercerán el cargo los años 2013 y 2014. Esto en cumplimiento del art. 88 de la Ley Orgánica del Poder Judicial que, en su esencia y espíritu busca que los Jueces del Perú seamos ejemplo y paradigma para el sistema democrático en nuestro país, acojamos y practiquemos los principios democráticos que están implícitos en la Norma Fundamental de 1993, de observación obligatoria  para la judicatura nacional.

Sin embargo, hay un sector de Jueces Superiores que pareciera que no les interesara los principios democráticos al interior del Poder Judicial, menos la legitimidad ni el reconocimiento que tanto anhelamos, como para los Jueces que si estamos comprometidos con la Jurisdicción; para algunos pretender ser Presidentes de Corte sea posiblemente para satisfacer intereses personales, de un entorno de Jueces, acaso de algún familiar; vamos sabiendo de tráfico de influencias; otros pareciera que tratan de colmar su ego de ser Presidente; oportunidad para desfogar su encono sobre algún colega: como cuando lo designa en una Sala Penal a un Juez Superior especializado en materia civil (se dio en Lima Norte hace años); otros denegando licencias para capacitación, y si lo concede sin goce haber en eventos al que van otros colegas asisten con goce de haber, lo cual es discriminación; algunos se sienten dueños de una Corte (el caso de un colega está 13 años de Presidente de Corte), algunos acuerdan designar a un Juez para que sea Jefe de un Juez Superior titular contraviniendo el art.  41 del ROF de OCMA (caso Huancavelica), etc., son hechos que van ocurriendo y conociéndose a través de la prensa, quejas e investigaciones. Es nuestra realidad, no podemos negarlo. ¿ Eso hace daño a la institución ?. Claro que sí.

En ese camino, justifica que en la Corte de Lima haya 6 candidatos por lo mismo que son alrededor de 120 Jueces Superiores votantes. Pero hay Cortes Superiores pequeñas con 2,3,4 o 5 Jueces Superiores titulares, en las que por los citados intereses personales, por que no de ego se forman alianzas o grupos de Jueces que entre ellos se eligen como Presidentes de Corte, con el apoyo de su grupo, se reeligen y así sucesivamente. Un caso emblemático es la del Dr. Sócrates Zevallos Soto de Junín, Juez Superior probo, capaz, transparente y con muchos años en la Magistratura, quien por ser crítico, comprometido y franco en señalar nuestras falencias y problemas no le permiten ser Presidente de Corte. Ser Juez correcto, honesto y transparente pareciera que fuera peligroso para alguno de nuestros colegas.

Algo similar ocurre también en la Corte Superior de Huancavelica, cuya Sala Plena está conformado por 03 Jueces Superiores (Dr. Máximo Alvarado Romero, Dr. Noé Ñahuinlla Alata y la Dra. Anita Julca Vargas) en la que debe primar el principio democrático y la alternancia en la Presidencia de Corte y ODECMA cada 2 años. Ello no se da desde la elección de Presidencia de Corte del 2009, ya que mis colegas Alvarado Romero y Julca Vargas tienen un acuerdo y se ufanan de ello, para que en cada próxima elección los 2 voten el uno por el otro, es decir entre ellos dos serán siempre el Presidente de Corte y Jefe de ODECMA. Este 6 de Diciembre 2012, la Dra. Julca Vargas acudirá de Lima (por estar destacada como Magistrado de OCMA) como candidata a Presidente de Corte, será elegida con el voto del Dr. Alvarado Romero y ella votará por éste último para que sea como Jefe de ODECMA. Son las paradojas de la democracia.

Mis colegas señalan que esa forma de elección - por cierto discriminatorio para un tercer Juez Superior titular - es democrática y participativa. Ambos estiman que es Acuerdo democrático de Sala Plena en mayoría, designar a un Juez como Jefe de ODECMA cuando está expedito un Juez Superior titular. Lo señalado es un ejercicio abusivo del derecho, eso deslegitima al Poder Judicial, primero al interior de la Corte (Jueces y Trabajadores), en la opinión pública de la ciudadanía; en Huancavelica ciudad de 50,000 habitantes se preguntan por qué se dan situaciones antidemocráticas a nivel de la judicatura, ponen en cuestión la autoridad moral para cuando resolvemos los conflictos y controversias.

La señora Juez Superior Alicia Gómez Carvajal, ex Jefe de ODECMA-Lima, me comentaba de que actuaciones y conductas similares que se van dando al interior de la judicatura, finalmente afecta a nuestra institución a pesar de que en nuestros discursos y apariciones públicas afirmamos estar comprometidos con el Poder Judicial. Tiene mucha razón, es una tarea pendiente tanto para los órganos de gobierno y los Jueces. Un ejemplo cercano a mirar son las Cortes de Apelaciones de Chile en la que sus Magistrados no hacen campaña electoral para ser elegidos Presidente, todos tienen la posibilidad de alternar en dicho cargo; no podemos negar el buen prestigio de la judicatura del país del sur.

En esa idea, mas de uno se preguntará: por qué el Juez Superior Noé Ñahuinlla Alata no puede participar de la alternancia democrática tanto de la Presidencia de Corte y de la Jefatura de ODECMA. La razón para la exclusión es que, como Magistrado actúo con honestidad, transparencia e independencia; también por haber observado la designación como Juez Suplente de una Técnico Judicial de Lima (amiga personal de mi colega) como Juez Mixto en Huancavelica (habiendo Secretarios  y trabajadores de Huancavelica para ejercer dicho cargo); opinar que se destituya a la amiga Juez Mixto por haber concedido beneficio penitenciario a un sentenciado por violación sexual a menor de 14 años, entre otras hechos presuntamente que no están acorde al ordenamiento jurídico ni a actuaciones éticas que debemos observar todos los que conformamos el Poder Judicial.

Esa es la única razón para la discriminación; quisiera creer que al interior de la Jurisdicción no haya un falso espíritu de cuerpo para hacerse de la vista gorda, dejar pasar hechos que menoscaban al Poder Judicial. Los órganos de control de la institución al realizar visitas a las Cortes Superiores no han puesto en práctica políticas ni acciones a tomar al interior de la Corte cuando se advierta presunción de inconducta funcional en la actuación de un Juez o trabajador, cual es la garantía para el que pueda dar cuenta de un hecho de naturaleza cuestionable, a veces resulta uno investigado, eso ya me pasó. Recomienda que es mejor callarse. Ni qué decir de mi proceso de ratificación, con bajeza, utilizando nombres y falsificando firmas de ciudadanos humildes señalaron que el suscrito era un Juez corrupto, que traficaba con la justicia, mantenía redes de corrupción, traficante de influencias, etc. La verdad se impone tarde o temprano.

A veces son los costos de ser un Juez honesto y transparente; en Lima mal informan de uno (no a todos se les escucha), señalan que somos problemáticos, ejercer nuestros derechos a veces es  mal visto por los órganos de control y de gobierno. Eso lo advertí cuando lo conocí por primera vez al Consejero Darío Palacios Dextre en los pasillos del CEPJ, me dijo“…Ud es el problemático, el que ha demandado al CEPJ… ”. En el Congreso de Jueces realizado en, la mañana del 29 octubre 2012 el mismo Consejero Palacios Dextre (natural de Recuay, igual que el Dr. Alvarado Romero) jugando un partido de fulbito en el Hotel Las Dunas, ante una broma se incomodó, llegando a decirme “…tú quieres ser Presidente de Corte, pero no lo vas a ser…”. No quisiera pensar que un Consejero tenga el interés o influya quien debe ser un Presidente de Corte y a quien se le excluye. Ellos están para darnos ejemplos de democracia, de gobernabilidad y alternancia en las Cortes Superiores.

Para superar situaciones como la que comento, en la mira de lograr nuestra legitimidad y aceptación en la colectividad, demostrar que somos Jueces verdaderamente democráticos, es necesario que el CEPJ reglamente el art. 88 de la LOPJ. Aparte cada Juez asuma el verdadero rol que nos corresponde dentro de la sociedad, anteponer a nuestros intereses personales y de grupo, los altos intereses de un Poder Judicial cada vez más democrático, participativo y defensor de los derechos fundamentales en una sociedad en la que, especialmente la clase política bajo criterios y acciones a los que ellos denominan democráticos, rompen con los esquemas de una verdadera democracia, Evidencia: su actuación en los últimos respecto a los derechos laborales de los Jueces y Trabajadores. No nos parezcamos a ellos; está en nuestras manos cambiar, equilibrar nuestras actuaciones administrativa y jurisdiccionales (habrá excepciones), de esa forma lograr refundar o si se quiere reformar nuestra institución desde el interior de ella. Si se puede.

 
Noé Ñahuinlla Alata, Juez Superior de la Corte Superior de justicia de  
Huancavelica. Presidente de la Sala Civil

 

Congresos

congressos

Ensino a Distância

Banner

Revista EJAL

revista1

Revista Judiciária do Paraná

logonew

Bolsas de Estudo

becas1

Estudios en Medio Ambiente

estudios_medio_ambiente

Mediação e Arbitragem

mediacao_arbitragem

Direitos Humanos

sistema_interamericano